miércoles, 17 de agosto de 2016

LA FIESTA DE LA VENDIMIA

Hasta el siglo pasado, era una necesidad, ahora es también una fiesta, una expresión más de la cultura y de las tradiciones de esta isla. Estoy hablando de la vendimia en Lanzarote. Todo el mundo conoce el buen sabor de los vinos de Lanzarote, sobre todo el vino blanco que nos da esa uva malvasía conocida internacionalmente, un vino con un sabor peculiar debido a las características del suelo volcánico.



Agosto es el mes de la vendimia en Lanzarote, y las bodegas que todo el año abren sus puertas para que turistas y residentes disfruten de sus preciosos productos, en este mes también promueven representaciones de la vendimia tradicional local. La zona de La Geria, cuyo paisaje es clasificado como protegido, es el corazón de esta fiesta. 

El valle de La Geria antes de las erupciones del Timanfaya del siglo XVIII presentaba un terreno color rojo anaranjado, donde se cultivaba uva, pero también el grano. La lava lo quemó todo, hizo desaparecer aldeas y pueblos enteros, la gente emigró hacia el norte de la isla y el paisaje adquirió el color negro que todos conocemos hoy en día. Lo que la lava no pudo llevarse fue la voluntad de los campesinos de seguir aprovechando lo que la tierra les daba. El suelo, a pesar de las cenizas, seguía siendo fértil. Los lapillis que la lava dejó en toda esta zona, son capaces de preservar la humedad y la tierra puede seguir dando sus frutos.


La uva, pero también los arboles frutales, se cultivan aquí en hoyos que los campesinos miman y cuidan a lo largo de todo el año. La función de los hoyos no es - como muchos suelen pensar - la de preservar la humedad, para que las plantas no sufran por la carencia de lluvias. Alrededor de los hoyos se construyen pequeños muros de piedras volcánicas - llamados abrigos. Y son estos muros que sirven para proteger la uva del viento. Los campesinos escavan en el terreno hasta encontrar esa tierra anaranjada que hasta hace dos siglos recubría los valles de La Geria. Es esta tierra que da a la uva de Lanzarote los nutrientes necesarios para que pueda crecer y darnos el vino que todos conocemos. Luego, los campesinos recubren cuidadosamente las raíces de las plantas con rofe y lapilli para que la tierra pueda retener la humedad y la poca agua de la zona.

Hoy en dia, todo es mecanizado, pero antaño los campesinos se desplazaban de un hoyo a otro, de una hectárea a otra con los camellos o los burros, animales de mucha importancia para la agricultura de la isla. Recogían la uva en grandes cestas de madera que luego los animales llevaban hasta la bodega, donde se procedía a su elaboración: primero el pisado manual, luego su fermentación en barriles de madera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario