martes, 4 de octubre de 2016

LA ESPERANZA DE CESAR MANRIQUE

Tengo que confesar que, aún llevando ya 10 años en la isla, aún no había visitado la casa de Cesar Manrique, actual sede de la Fundación que lleva el mismo nombre del artista, hijo predilecto de la isla.

Es que cuando vives en un sitio, siempre pospones estas visitas pensando que siempre hay tiempo para hacerlo, y así he tardado todos estos años. Pero, la espera ha merecido la pena.

Visitando la casa, respiras la calma, la tranquilidad y la serenidad que el contacto directo con la naturaleza pura te transmite. Todo lo que el gran genio isleño quería transmitir a través de su obra lo puedes experimentar en primera persona visitando la Fundación. 

Un turismo sostenible, que fuese respetuoso con el medioambiente, con un paisaje geo-morfologicamente delicado como es el de Lanzarote, es lo que mueve toda la obra de Cesar Manrique, un precursor de las inquietudes que muchos vivimos hoy en día, cuando hablamos de capacidad de carga de un destino, o cuando nos planteamos la posibilidad de una "ecotasa" para concienciar a los turistas sobre los escasos recursos naturales del destino. Las inquietudes del artista, se resumen en una de sus últimas entrevistas, que comparto aquí, y que lo dice todo sobre el actual estado del turismo de la isla. 




Un verdader genio, un gran precursor. Y siempre me queda la esperanza de que por fin sus palabras sean escuchadas y sobretodo respetadas por nuestros gobernantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario